Archivos de la categoría Triathlon

Triatlón olímpico de Sevilla 2016

Ayer disfruté de otra maravillosa triatlón, esta vez la triatlón de Sevilla junto a mi amigo David Rodriguez. Empezamos el sector natación por el Guadalquivir a las 16 horas con 34 grados y uno de los alicientes, además de todos los intrínsecos a la propia práctica del triatlón, era la participación en modalidad de relevos de Mireia Belmonte, Miguel Indurain y Abel Antón ¡casi nada!

TriatlonSevilla_belmonte_indurain_Anton
TriatlonSevilla_belmonte_indurain_Anton

Salí en el primer grupo, el de los rápidos, al principio trague algo de “agua” (parecía alquitrán) y me costó coger ritmo, pero a partir de los 450 metros nadando a ritmo y terminando bien. La transición fue bastante rápida y enseguida estaba en la bici cogiendo ritmo.

Triatlon Sevilla dorsal 106 Ricardo Sancho

El sector bici empezó de la mejor manera posible viendo entre el público a mis súper amigos Bárbara Sevillano y Eduardo Ongallo con sus encantadores hijos Amanda y Beltrán (si, se desplazaron hasta Sevilla para verme!! alucinado y sin palabras de agradecimiento), no era un circuito de bici demasiado rápido, pero conseguí 36km/hora de media, muy contento. Por cierto, vi varias veces a Indurain (terminó la bici en 54:46 min. vs. mis 1:01:57…) muy contento por quedarme solo a 7 min. suyos teniendo en cuenta además que él participaba en relevos y yo la hacía entera.

Bici Sevilla Ricardo Sancho

Segunda, y última, transición y a empezar el sector carrera. Curiosamente me despiste al ir a mi posición en los boxes y perdí algunos segundos, nada grave pero anecdótico. Empecé la carrera, quería ir de menos a más, teniendo en cuenta lo que me había pasado un mes antes en Tarragona, así lo hice con ritmos suaves de 4:50 los primeros 8km. y de 4.20 los últimos dos.

Sector carrera Triatlon Sevilla
Sector carrera Triatlon Sevilla

Curioso el hecho de que finalmente no fueran 10km sino 10,5km. Digo curioso porque estas pruebas de la TriathlonSantanderSeries suelen pecar de recortar algo en el sector carrera, para que os hagáis una idea en la triatlón de Castellón que hice hace un par de meses el sector carrera me salió en algo menos de 8km. por lo tanto se hace complicado el poder comparar marcas.

Sector Carrera Ricardo Sancho Sevilla 2016
Sector Carrera Ricardo Sancho Sevilla 2016

Muy contento por las dos horas y media finales. Feliz por compartir esta experiencia con David y sin palabras por la generosidad de Edu/Bárbara y familia ¡Orgulloso de tenerlos como amigos!

Por cierto, para los que dais por segura la victoria en modalidad relevos del equipazo que os comentaba en el inicio del post, os equivocáis. Y es que el deporte te enseña, entre muchas otras cosas, a no infravalorar a nadie y a no tener prejuicios. Quedaron segundos por detrás de un trio formado por: Pajares, Toro y Segovia. Terminaron 1 minuto y 11 segundos por delante del equipazo de oro, en un tiempo de 1:55:39. ¡Imagino que lo contarán a sus nietos!

llegada meta Ricardo triatlón Sevilla
llegada meta Ricardo triatlón Sevilla

Toda mi experiencia en el Triathlon Castellón olímpico 2016

Tengo unos socios que no merezco y el pasado 17 de Marzo, coincidiendo con mi cumpleaños y sabiendo lo mucho que me gusta el deporte y lo que me ha enganchado el “3 en uno” de la triatlón, me regalaron la inscripción para el Santander Triathlon Series de Castellón. Lo mejor del regalo era que incluía vivir la experiencia con David Rodríguez, uno de mis socios, director técnico de Activolution desde que pudimos tenerlo en nómina y, lo mejor, un amigo incombustible de los que uno se echaría a la mochila para que le acompañara a cualquier reto.

La aventura empezó el sábado 2 de julio gracias a la aportación inestimable de mis padres que nos cedieron amablemente su coche, bastante más grande que el mío,  gracias a ello pudimos poner las 2 bicis de forma cómoda y el viaje fue mucho más llevadero para afrontar 840 km. en apenas 24 horas,  5 horas de sueño y 51,5Km. a nado, bici y carrera. Os aseguro que el coche no es baladí en estos asuntos.

Llegamos a Castellón sobre las 19.30 horas del sábado, nos dirigimos a la zona de inscripciones, elucubramos un poco sobre la situación de los boxes (los montan la noche previa) y visualizamos las transiciones. De ahí al hotel que tan minuciosamente había elegido, un NH a apenas 1km. de los boxes. Todo muy correcto, incluido un “upgrade” de habitación por un error en la reserva que nos asignaba una cama de matrimonio. Tampoco hubiera pasado nada por compartir cama con David, pero nos hicimos los puritanos y de repente, sin saber nadie las razones, apareció una habitación disponible que solo minutos antes estaba ocupada, en fin… desde bien pequeños nos adoctrinan para saber que quien no llora no mama…

Mi cabeza, que trata de estar siempre en “modo positivo” para paliar los nervios previos a estos eventos, me repetía que estaba todo saliendo de maravilla y eso siempre es vaticinio de una gran triatlón. Ducha, preparación de la bici, dorsales y a cenar a uno de los italianos con más opiniones y mejores referencias en TripAdvisor.

El restaurante estaba en Castellón, el hotel y la triatlón en el Grao (la zona de la playa) de Castellón, llegamos al restaurante italiano y cenamos pasta y pizza hecha en horno de leña, todo con una gran pantalla habilitada para la ocasión, coincidía el Italia-Alemania de cuartos de la Eurocopa. Antes de que terminara, y siguiendo el horario previsto, nos dirigimos al hotel para poder estar en la cama a las 23:00 y dormir 7 horitas. Mi cabeza seguía pensando en lo positivo que es que los planes salgan como uno visualiza… pero, SORPRESA!! Empezamos a ver controles policiales y calles cerradas. Lo primero no me preocupaba lo más mínimo porque no soy  de combinar bebida con conducción, ni bebida con deporte, por lo tanto, doble motivo para estar tranquilo. Pero lo segundo si me preocupaba, no podíamos llegar a nuestro hotel y cuando descubrimos los motivos la preocupación fue en aumento, eran las fiestas del Grao de Castellón y lo celebran cerrando calles, con fuegos artificiales y, lo peor, con caceroladas y tracas (que aficionados son los valencianos y alicantinos a  hacer ruido). De todo ello dimos buena cuenta durante las siguientes 3 horas. Aparcar el coche nos costó hora y media, por supuesto a las afueras del Grao, muy alejado del hotel. Corriendo podíamos  haber llegado al hotel en unos 10 min. pero no teníamos cuerpo (ni cabeza) para ponernos a correr, llamamos a un taxi que nos dejó lo más cerca que pudo. La siguiente hora y media la pasamos con la almohada tratando de mitigar los efectos de las fiestas. Os aseguro que nuestro hotel parecía estar en el epicentro del “correfocs”.

A las 6.15 sonó el despertador, desayunamos bien y a las 7:15 estábamos haciendo cola para entrar en boxes. Muy a nuestro pesar nos hicieron quitar los acoples, según decía una chica de la organización desde el año pasado no dejaban, sin mucha intención de hacerle cambiar de idea le dije que el año pasado hice 2 pruebas con ellos (Tarragona y Málaga). Puso cara de circunstancia y nos pusimos a quitar los acoples de las bicis. A partir de ahí, organizamos todo para las transiciones y nos vamos hacia la orilla. David decide no mojarse, yo decido lo contrario y ver la altura de las olas de cerca. Hacia viento, empezaba a llover y había una fuerte corriente hacia el espigón. Es una pena porque, aunque las condiciones son las mismas para todos, lo bonito de la natación es conseguir llegar a fluir, y con olas de 1 metro es difícil que nada fluya.

boxes triathlon castellon 2016
Preparacion box castellon triathlon

Durante los 10 minutos previos a la salida comentamos con David cosas sin importancia,  nos concentramos y decidimos la estrategia de la entrada al agua, para los que no habéis hecho nunca una triatlón, esa es la parte más agobiante porque se tarda en coger el ritmo y tienes a cientos de personas alrededor interactuando contigo, unos intentan pasarte por encima y otros te incitan a que seas tu el que les pase por encima. Los buenos dicen que es importante coger unos buenos “pies” para seguirlos y nadar con menos resistencia al agua. Yo simplemente intento nadar tranquilo a buen ritmo.

Dan la salida a un circuito de 2 vueltas, los primeros metros son muy complicados, olas que rompen en la cara, brazadas al aire, buceo un par de olas, a medida que hay más profundidad la cosa mejora y casualidades de la vida al coger la segunda boya que delimita el recorrido veo a un tío que parece David… Es David! Le doy un grito de ánimos. Ya no lo volví a ver hasta que nos cruzamos en el circuito del sector carrera. Sigo a lo mío que suficiente tengo, me suena el reloj para marcar los primeros 1.000,  me resisto a verlo pero lo hago, veo que estoy en 17min. me vengo arriba porque tal y como está la mar no pensaba que fuera a llevar ese ritmo. Eso si, por entonces ya se que voy a hacer más de 1.500 metros. La segunda vuelta se me hace más corta, llevo mi ritmo hasta que hago pie y empiezo a correr para dirigirme a la transición. Mi Garmin marca 33:01 para los 1.900 metros! (400 extras).

triatlon olimpico castellón salida agua
Salida agua Ricardo Sancho triathlon castellon 2016

Voy a por la bici, doy un par de mordiscos a un plátano que tengo en box y empiezo a pedalear!

bici salida box triathlon castellon 2016
box salida bici triatlon castellon 2016

Me encuentro bien pero no logro ver ningún grupo interesante al que pueda unirme, posiblemente los interesantes nadan más rápido y los tengo que coger en su segunda vuelta al circuito (eran 4 vueltas de 9,5km cada una). Cojo un buen ritmo de 35km/hora y sigo solo un buen rato. De vez en cuando siento que hay alguno que me sigue, pero sin relevar. Finalmente oigo una voz que me dice “te voy relevando, perdona pero hasta que he podido cogerte el ritmo..” parece una tontería pero mi cabeza vuelve a hablarme “Bien Ricardo, si les cuesta cogerte el ritmo es que vas bien.” Se junta un tercero con poca pinta atlética pero con buenas piernas para la bici, además es uno de esos a los que les gusta hablar. Recuerdo que el glorioso Real Zaragoza que ganó la Recopa en el año 92 tenia en sus filas a un jugador uruguayo “Gustavo Poyet” que apodaban “la radio”, pues este chico era una versión de Poyet pero en el mundo del ciclismo. Por cierto, volveremos a tener a Poyet en la liga española, este año como entrenador del Betis. Seguimos a 35km/h, nos relevamos con confianza y con la intención de coger un buen grupo. Y eso hacemos, logramos engancharnos a los “pros” que van a 40km/hora. Aguantamos un rato pero una de las rotondas pierdo rueda y es casi imposible recuperarla. Sigo a mis 35km y vuelvo a enganchar con otro grupo, este ya no lo perdería, a este grupo también se enganchó mi primer relevista y “la radio”.

tramo bici Ricardo Sancho castellon 2016
tramo bici triatlon castellon 2016

Fuimos dando relevos y llegamos a la transición bici carrera con un tiempo de 1 hora y 4 minutos según mi Garmin 910xt. Algo menos de 2 minutos para dejar la bici y salir corriendo, mi sector favorito! Paso por debajo del reloj y veo 1 hora y 45 minutos de tiempo acumulado, mi cabeza hace el cálculo y se que voy a estar por debajo de mi mejor tiempo esperado. Tenía en mente hacerlo en 2:35 y por muy mal que me fuera la carrera no iba a estar por encima de las 2 horas treinta.  La primera vuelta la hago a un ritmo de 4.:35/min.  me parece que puedo apretar más pero estoy en buenos tiempos y lo más importante es llegar (tengo una doble rotura de cruzado anterior sin operar y cuando el músculo me falla puedo tener problemas) por lo tanto intento cuidarme a ese ritmo para terminar por debajo de mis mejores previsiones. Segundo km. a 4:40 y de ahí hasta el final mantengo ritmo. El cuerpo me aguanta bien con apenas un pequeño dolor de estómago, solo tomo frutos secos, agua y sales diluidas, quizá las sales son las que me han alterado el estómago ya que hacia tiempo que no entrenaba con sales. El trimono me aprieta, me da tiempo a pensar que estoy con algo más de volumen que el año pasado mientras me abro el trimono hasta el esternón que se supone que es lo máximo que permiten las normas. Veo a gente con el trimono totalmente abierto y decido bajar un poco más la cremallera.

Foto de Ricardo Sancho corriendo triathlon Castellon 2016
Carrera Ricardo Sancho triatlón olímpico Castellón 2016

Cuando voy a dar la última vuelta me encuentro a un atleta hablando solo,  me pregunta sobre la distancia que marca mi reloj, que a él le salen  menos km. le confirmo que si, que al final haremos un par de km. menos. Es decir, la parte del running se queda en 8km. en lugar de los 10km. Precisamente por eso mi ritmo oficial es de 3:27 min/km. No es real. Lo que si es real es el tiempo final 2 horas 17 minutos y 43 segundos. Si añadimos 2 km. más a ritmo de 4:40 me hubiera salido un tiempo de 2:27:03

Foto Llegada a meta del triatleta Ricardo Sancho
Llegada a meta Ricardo Sancho triathlon de Castellón

A partir de ahí, un muy buen arroz en el restaurante Mediterráneo del Grao, regentado por 3 hermanos amabilisísimos que son la 3ª generación del negocio, mientras repasamos con David lo bonito de la experiencia. Repetiremos, eso si, asegurándonos que el hotel no está en el medio de las fiestas municipales. Me quedo con las buenas sensaciones que espero confirmarlas en la triatlón de Tarragona. ¡Os contaré!

Mi primer triatlón distancia Sprint en Málaga

Málaga es una de esas ciudades que cautivan por muchos motivos, a esa lista de motivos le he añadido ahora la experiencia deportiva de mi primer triatlón distancia sprint el pasado 4 de Octubre. ¡Que gran fin de semana!

Skoda Triathlon series Málaga
Skoda Triathlon series Málaga

Como ya os conté en mi post Mi primer triatlón distancia olímpica, hace apenas 4 meses nos comprometimos a compartir, con los amigos de infancia, el reto de una triatlón olímpica (1,5km. nadando, 40 km. bici y 10 km. corriendo). A ese post añado un apunte sin importancia, a falta de 3 semanas para el reto en Tarragona no tenia ni bici, bueno, puntualizo, no tenia bici de carretera. Finalmente justifique mi inversión diciéndome a mi mismo que iba a seguir con esto de las triatlones durante mucho tiempo… pués bien, Tarragona se quedó en un acuatlón porque nos anularon el sector bici por tormenta de verano y riesgo importante de accidentes, así que, casi finalizando la temporada de triatlón (en octubre apenas quedan pruebas y no vuelven hasta Mayo) tenia una bici nueva que no había podido usar más que en rodillo y en alguna salida corta, un desastre que potenciaba mis remordimientos por la compra que pasaba directamente de inversión a gasto (inecesario).

Pero como soy emprendedor, intento buscar soluciones a la sucesión de acontecimientos que van surgiendo en el camino, y uno de esos acontecimientos fué el cumpleaños de mi amigo, y compañero de trabajo, David Rodríguez . Somos buenos amigos y compañeros de aficiones deportivas de diferente índole, ¿qué mejor combinación para aprovechar el pertinente regalo para asegurarme un compañero de experiencia triatleta? La inscripción al triatlón de Málaga fué el regalo que le hicimos, lástima que como la Skoda Triathlon Series de Málaga no tiene distancia olímpica, tuve que elegir entre la distancia Sprint (mitad que la olímpica) o la Half-Ironman  (1.900 nadando, 80 km. bici y media maratón). En un brote de sensatez me decidí por la Sprint.

La semana previa a Málaga fué dura, estuve toda la semana con un resfriado importante, me costaba respirar y no pude entrenar más de 1.500 metros nadando para ver si podría hacerlo o me ahogaría en el intento… finalmente, por la ilusión de compartir la experiencia con David, ni me plantee anular mi participación.

Como David es triatleta, pero también es padre (3 maravillosos hijos), nuestro CTO, marido ejemplar y casi un ironman (el próximo año)… en definitiva, es un tio ocupado, decidimos salir hacia Málaga el sábado 3 de Octubre, en lugar de hacerlo el viernes. El viaje sensacional, los 530 km. los pasamos comentando hazañas deportivas y compartiendo la ilusión de lo que nos esperaba al día siguiente. Además agradecimos el confort de ir en un coche más grande del que suelo conducir, por gentileza de un patrocinador especial, mis padres 😉

De camino a Málaga avisé a mi amigo malagueño, Francisco Burgos, no le avise antes porque durante la semana no sabía si iba a tener el cuerpo para cenar por ahi el día antes, asi que le llamé algo tarde. Me hubiera gustado poder comer o cenar con él, pero como ya tenía compromisos, acordamos vernos después del evento.

Llegamos al hotel, check-in protocolarío y… a comer! David no conocía Málaga asi que me tocó hacer de anfitrión, fuimos a la playa del dedo a un restaurante que se llama EL TINTERO. Es un sitio de playa (pegado a la arena) donde los camareros van saliendo con platos a la vez que cantan, con mucho arte malagueño, lo que llevan preparado: “Chopito recién frito”, “El bixo… (la langosta)”, “La fritura”… y finalmente están los que tienen el cometido más amargo del restaurante (por lo menos para los clientes): los que cobran, que se anuncian así mismos como “Y yo… el que cobra!”… un sitio gracioso donde se come bien por poco precio, aunque esto último es bastante habitual en málaga. Después de la pertinente comida acalórica, al hotel, un poco de siesta y ducha para salir hacia la encantadora calle Larios y colindantes. La cena llena de carbohidratos para mi y algo más ligera para David que estaba sin hambre. De allí al hotel a descansar.

El día de la carrera amaneció a las 7:00 AM. bajamos a desayunar y nos dirigimos al punto de salida. A las 9:05 sonó nuestra bocina…por delante teniamos al grupo de la primera salida, 5 minutos antes. Lo dicho, bocina y al agua! Los 750 metros de natación estuvieron bien, llegué a disfrutar del agua en algún momento. Lo que si tengo muy claro, con mi escasa experiencia, es que prefiero una salida desde playa a una salida desde el agua en el puerto (así fué la natación de Tarragona). La playa tiene la desventaja del oleaje, pero debo decir que el día que nos hizo fué de libro para cualquier manual de “Día perfecto para la practica del triatlón”.

Natacion Málaga Triatlón
Natacion Málaga Triatlón

Terminé la natación en un tiempo oficial de 18:52. Aunque hay que decir que los sensores estaban en la entrada de los boxes, y los boxes algo lejos del agua, mi tiempo de reloj fue algo más de 17 minutos. No es un gran tiempo, pero las sensaciones fueron buenas y con eso me quedo. En la esquina izquierda de la foto de abajo podéis verme saliendo del sector agua:

Sector natación Málaga Triatlón
Sector natación Málaga Triatlón

De la natación pasamos “rápidamente” a la transición para coger la bici. Digo “rápidamente” porque el único “pero” que le pongo a este triatlón es la transición. Los boxes estaban a prácticamente 1 kilometro de la salida del agua con escalones incluidos… y contrariamente a lo que se suele ver, sólo había un pasillo, con la ventaja de que no había forma de equivocarse de pasillo pero la desventaja de la longitud de los boxes.

El sector bici lo disfrute mucho, logré ponerme en un grupo de ciclistas muy rápido y eso ayuda mucho, los que vais en bici sabéis de lo que hablo. Un apunte, en las distancias sprint y olímpica está permitido el drafting (ir a rueda), en el half y ironman no. Además, como había salido en la segunda salida, el grupo rápido entro en boxes cuando yo empezaba mi última vuelta, así que también tuve la oportunidad de acoplarme para coger sensaciones (por si algún dia se me ocurre hacer una half). Al final terminé los 20km. en 39:13, a una media de 32,13 Km/hora.

La transición a la carrera fué rápida y SORPRESA, al empezar el tramo de carrera oí: “Vamos Richard!!!!” y allí estaba mi amigo Fran para animarme. Pocas sensaciones pueden compararse a los gritos de ánimo de un familiar o amigo en una prueba deportiva, desconozco la explicación científica de esos efectos pero en mi cuerpo las endorfinas con los ánimos producen un efecto bestial que no soy capaz de describir, muy agradecido por su madrugón.

El primer kilómetro del running estuvo dentro de lo previsto, las piernas tienen que adaptarse al cambio de deporte, pero todo bien, me encontraba con fuerzas. Aunque el deporte tiene sus caprichos y me entró un flato importante, lo achaco a tener que modificar mi respiración por la congestión que llevaba encima, el caso es que me obligó a bajar el ritmo, así lo hice, y termine el sector carrera a un ritmo de 4:58, cuando puedo llegar a hacerlo a 4:00 min./km. Aún y pinchando en el sector que supuestamente mejor se me da, mi sector carrera fué el 159 mejor de los 463 que terminaron la prueba.

La suma de tiempos me dio la posición absoluta 190 de 463 finishers. Estoy contento porque creo que en circunstancias normales habría podido mejorar un par de minutos mi tiempo final y terminar dentro de los 150 mejores.

Os pego una foto de la llegada, aunque hay que descontar 5 min. a lo que marca el cronómetro porque sali en el segundo grupo y el cronómetro lo inician con la primera salida.

Llegada triatlón Málaga 2015
Llegada triatlón Málaga 2015

Aqui con los culpables de que la experiencia del triatlón de Málaga haya sido tan maravillosa, de izquierda a derecha: David, Fran y yo. A Fran le esperamos ver vestido de trimono durante el próximo año!

Celebrando Triatlón Málaga 2015
Celebrando Triatlón Málaga 2015

Mi primer triatlón distancia olimpica

Llegada_Alta_triatlonHace unos días que tenía en mente escribir este post, simplemente para dejar constancia del principio de algo que espero que pueda seguir practicando durante mucho tiempo: el triatlón.

Hace años que tenía en mente el poder realizar este deporte pero siempre encontraba la “excusa” perfecta para post-poner el reto. Para aquellos que no conozcáis de que se trata, son 3 deportes en uno: Natación, Bici y Carrera, por este orden. El tiempo que cuenta es el que se tarda en completar el segmento de cada deporte más las transiciones entre uno y otro deporte. Básicamente existen pruebas de triatlón de 5 distancias, las nombro por el orden de más cortas a más largas con las respectivas distancias, siempre teniendo en cuenta que la primera es natación, la segunda bici y la tercera carrera: Súper Sprint (350m, 10km, 2,5km), Sprint (750 m, 20km, 5km), Olimpica (1.500m, 40km, 10km), Half (1.900m, 90km, 21,1km) y la temida Ironman (3.800m, 180km, 42,2km) .

En mi caso, igual que hice en el 2013 con la maratón de Estocolmo, decidí directamente empezar con una distancia olimpica, pese a que lo normal es empezar por la sprint. Además todo surgió de forma un poco casual. Estábamos cenando con unos amigos y decidimos marcarnos el reto de la triatlón olímpica de Tarragona que se iba a disputar en sólo 2 meses, en este caso (aunque hay muchas opciones) nos decidimos por el Skoda Triathlon Series.

Fueron 2 meses de preparación con el deadline del 8 de Agosto del 2015, fecha de la prueba. Quizá mi mayor miedo era el sector natación porque sale mucha gente en pocos metros y es muy habitual que los de delante te den alguna patada y que los de detrás intenten pasarte por encima. Por otro lado, la bicicleta es complicada de entrenar salvo que se disponga de mucho tiempo, en mi caso me decidí por entrenar de forma indoor por 2 razones: El rodillo te permite entrenar más en menos tiempo y por evitar los peligros del tráfico (máxime teniendo en cuenta que vivo en el centro de Madrid). Estuve estudiando opciones y finalmente entrené con un rodillo que te permite competir de forma online contra otros usuarios del sistema que están online en ese momento. Algo muy gratificante porque, por lo menos a mi me lo parece, el componente competitivo hace que el entrenamiento se pase más rápido y que uno de algo más de si mismo ;).

Finalmente, el día de la prueba una tormenta de verano quiso ser la protagonista del día dando, si cabe, un toque más épico a la prueba. Lamentablemente, y debido a la peligrosidad del trazado con agua y a las caídas que se produjeron en la distancia sprint, la organización decidió anular el sector bici en nuestra distancia. Por lo tanto, mi primera triatlón se convirtió en una acuatlón (Natación+Carrera).

El sector natación fué bastante complicado, hay que gestionar muy bien la cabeza para ir a tu máximo ritmo aeróbico (sin llegar al anaeróbico, algo muy habitual por la emoción del momento y la competitividad que todos llevamos dentro ¡ay Ricardo cuanto te cuesta!) el mantener ese ritmo aeróbico permite llevar una cadencia de nado y de respiración óptima y tengo que entrar mucho todavía en ese aspecto. Los 1.500 metros los hice en 38minutos, de ahí salí como un cohete para hacer la transición en 1minuto y 8 segundos. Salí muy rápido para intentar recuperar lo perdido en el agua (incluida mi moral), así que logré hacer los 10km. en 39 minutos y 13 segundos a un ritmo de 3:55/km. Sin duda el tener a mis padres entre el público me daba una inyección de adrenalina en cada una de las vueltas al circuito. Mi tiempo total fué de 1 hora 18 minutos quedando el 223 de algo más de 500 participantes.

Resumiendo, el triatlón y, en concreto la distancia olimpica o sprint, me parece una forma sanísima de hacer deporte, las pruebas no son más que una excusa para poner una fecha y mantener la motivación lo más alta posible. Como nos quedamos con ganas de más, el próximo 4 de Octubre me voy a Málaga para hacer, esta vez espero que sí, mi primer triatlón, os contaré…

TriatlonSkodaSeries_Tarragona