bike Triatlon Madrid 2017

Triatlón de Madrid con la mejor compañía

Hace ya 1 mes que estrené la temporada de triatlones, mi crónica habitual se ha hecho esperar debido a la alta carga de trabajo y estudios en los que estoy inmerso. Pero no quería dejar de poner en negro sobre blanco mis sensaciones a modo de recordatorio futuro y, si además le puede ayudar a alguien que quiera adentrarse en el mundo de la triatlón, que comparta afición o simplemente que quiera dedicar un par de minutos a leer mi crónica, pues bien empleado estará el tiempo.

Como decía, el pasado 17 de Junio sucumbí a disputar la triatlón de Madrid. Digo sucumbí porque llevaba un par de años resistiéndome a las propuestas tentadoras de David Rodríguez, amigo y CTO de Activolution (por este orden), pero finalmente el tema logístico se sobrepuso a la escasa gracia que me hace el nadar en un lago estancado que está lleno de carpas, anfibios y otras especies (muy) locales, por no citar otros elementos que se encontraron al drenar el lago de la casa de Campo en el año 1982 (año de naranjito y mundial de España) bancos, sillas, cajas de caudales, máquinas registradoras… aunque ni rastro de lo que me dijo Carlos en su llamada el día antes de la prueba, justo cuando volvíamos de reconocer el circuito, con toda su naturalidad nos dijo que la última vez que habían vaciado el lago habían encontrado 7 cabezas de personas (no he localizado documentación al respecto, pero si lo dice Carlos, así será).

Al lío, el día antes fuimos con David a reconocer el circuito, recoger dorsal y demás trámites previos a la prueba. La verdad es que cuando reviso el circuito de natación siempre me parece más largo de lo que recuerdo en otras pruebas, pero esas no son sensaciones nuevas. Intentamos recorrer con el coche el circuito de bici pero estaba todo vallado, así que no pudimos más que constatar que no apetece tragar agua del lago de la casa de campo y repasar sobre papel los 2 circuitos posteriores, bici y carrera.

Desayuno a las 7am lo de casi siempre, yogur con fruta natural (que no falte el plátano), frutos secos y una pequeña tostada con pavo natural. David pasa a recogerme a las 7.30 am. para estar en la casa de campo sobre las 8.00, todo fue según lo previsto. Llegamos y a colocar las bicis en los boxes (no nos dejaron hacerlo el día anterior porque imagino que así se ahorran la correspondiente empresa de seguridad… ¡pero señores que se trata de crear empleo!). Hasta entonces, todas las triatlones en las que había participado habían sido organizadas, primero por Skoda Triatlón Series y posteriormente por Santander Triatlon Series, pero esta la organizaba Popular Du&Tri Cup. Resulta curioso que pocos días después de la estafa a los accionistas del Popular, con la “venta” por 1 € al BSCH, el banco pueda seguir organizando (o siendo la imagen de la organización) Triatlones populares. Como dirían en el cantar de Mío Cid (y no en el Quijote como se le supone) “Cosas veredes, amigo Sancho”… en fin, o lo que es lo mismo, lo que hay que ver… Pero vayamos al grano que nos dispersamos.

La ocasión era especial para mi y es que acostumbrado a competir sin demasiadas personas en el público de mi lado, o por lo menos sin predilección especial por mi, en esta ocasión venían a verme desde Cáceres, mis queridos amigos Edu y Bárbara, con su pareja de hijos a los que adoro. La niña Amanda es toda una señorita y el pequeño Beltrán quedó fascinado del mundo de la triatlón cuando fueron a animarme a Sevilla, hace algo menos de un año. Desde entonces dice que quiere tener mi “patata” (se refiero al bíceps, jajajaja) y ser triatleta como yo. Me hace mucha ilusión esa admiración sincera que durará hasta que se de cuenta que soy solo un tío normal que compite en triatlones para tener una motivación extra a los entrenos diarios y porque, a la vez, esos entrenos me liberan la cabeza y me endulzan un poco el carácter ☺ . Pero es que además iba a animarme Carlos, padre de 4 hijos y, como entenderéis tío ocupado donde los haya. Leopoldo, amigo y socio en los negocios de restauración (os podéis imaginar lo obligada que es la restauración y lo que supone que vaya a verme) y su pareja Catia. Adrián, amigo y compañero de aventuras en tierra y mar y Miguel de Sagarra amigo, compañero de licenciatura, socio de la primera empresa que monté y anfitrión de mi primer reto deportivo en Estocolmo en el año 2013. Les puse a todos en contacto y no dejaron de animarme los días previos, pero ahora era debía devolverles parte de ese cariño terminando lo que me había propuesto, la triatlón olímpica de Madrid.

La salida estaba prevista a las 8.40, David con buen criterio, decidió que nos registraramoos en el último grupo de salida, por aquello de facilitar el sueño a los que decidieran irnos a ver y, ¡está bien!, también por nosotros, que no olvidemos que somos deportistas pero ¡nos gusta dormir! y  más aún en sábado. Por contra, al salir más tarde nos iba a afectar algo más la temperatura. Además había ola de calor en Madrid con recomendación de no salir a la calle… finalmente salimos a las 9.00 am. Los minutos previos a la salida, todos en fila, pasando por debajo de las duchas previstas para ser aprovechadas en dirección opuesta cuando se sale del agua… y ¡Miguel cámara en mano y dando ánimos! como se agradece… es como un chute de distracción que ayuda a amainar los nervios del momento.

Swim triathlon madrid
Swim triathlon madrid

David sale un par de minutos antes porque, curioso, establecen justo el corte en su dorsal. Nos deseamos suerte y ¡al agua! Ya estoy solo, con mucha gente, mucho ruido, el speaker repitiendo que el que se ponga nervioso levante el brazo y listo… no recuerdo más del speaker, solo esa frase. Y, de repente…suena la bocina. Intento tirarme con todo el estilo del mundo, aunque se me olvida el nado subacuático que había estado repasando antes de la salida, lo único que quiero es coger mi ritmo y llegar a la primera boya. Salgo bastante bien pero enseguida hay contacto con los nadadores de mi derecha, decido dejar de respirar a 3 brazadas y paso a respirar solo por la izquierda. Los inicios son importantes para coger ritmo y abstraerse de todo lo que nos rodea. Llego a la primera boya bastante fácil y convencido de que no iba a ser una natación complicada, por lo menos a nivel cabeza. Sin casi darme cuenta termino la primera vuelta al circuito, salgo del agua, me recoloco el gorro, oigo a Miguel animándome y, chapuzón para volver a hacer el recorrido.

Swim first lap
Swim first lap

Empiezo la segunda vuelta y me parece ver a David, luego me confirma que si era él, y que me vio nadar muy fácil, perdiendo algo de linea recta, pero muy fácil. Efectivamente hice unos 200 metros más de los 1.500 que tocaban y ese 13% es mucha distancia. Lección aprendida, hay que trabajar la orientación en el agua o la respiración frontal cada “x” brazadas. Salgo del agua encantado por las sensaciones que he tenido, aunque esos 200 metros me penalizan en el tiempo (35:57 segundos) cuando quería bajar de 30´ (mi entrenador dice que es imposible que no bajara de 30, creo que me sobrevalora. A los hechos me remito…mejor dicho, a los tiempos…)

Finishing Swimming Madrid
Finishing Swimming Madrid

Me dirijo a los boxes y cojo la bici, circuito también de dos vueltas, los primeros kilómetros ando solo adelantando a bastante gente, intento acoplarme de la mejor forma posible y cojo ritmo. A partir del km.7 me engancho a un pequeño grupo y vamos haciendo relevos. Que bien sienta el drafting cuando enganchas un buen grupo. El circuito no era sencillo, zonas con subidas más o menos pronunciadas pero que se hacían algo más duras por el tipo de piso. En definitiva, un circuito algo más duro de lo que suele encontrarse en la mayoría de circuitos de costa. Termino los casi 40 kilómetros en 1:23 min. media de 31 km/hora que para el tipo de circuito no está mal.

Bike Madrid Ricardo Sancho
Bike Madrid Ricardo Sancho

Me dirijo a correr, ¡mi sector! Hago una transición normal, aunque solo bajarme de la bici soy consciente del calor que hace, aprox. 37º. Decido salir a correr a ritmo, sin prisas e intentando estar concentrado. Suena mi reloj para avisarme que he hecho el primero de los 10 km. y me sorprende porque estoy corriendo a 4:40 cuando me parecía que iba mucho más conservador. Sigo a ese ritmo los siguientes 2 km. y de repente oigo a Edu, Carlos, Leo y Adri animándome, me parece ver hasta una pancarta, aunque no entiendo muy bien el mensaje*. Subidón de adrenalina y a seguir. El km.5 lo hago a 4:32 y me encuentro muy bien de sensaciones hasta el km.8 donde empiezo a notar un flato importante, decido aflojar algo el ritmo hasta que veo que me acerco a la llegada, sprint de rigor pero esta vez con recibimiento en la meta. Miguel debajo del arco de control, cuál fotógrafo acreditado, se me escapa una sonrisa mientras paso el arco que marca 2 horas 43 min. Rápidamente a hidratarme con sandía y agua y  lo más gratificante, a abrazar a todo el equipazo que me ha acompañado. Más agradecido no puedo estar.

Run Triathlon Madrid
Run Triathlon Madrid

Tengo que decir que a las dos semanas de esta triatlón hice mi primera triatlón cross esta vez nadando en el pantano de San Juan, escribiré en breve la crónica de la que ha sido la más corta (por distancia) pero posiblemente la más dura de las triatlones que he hecho en estos 3 años desde que llevo compitiendo. En breve os cuento.

Go Ricardo Go Madrid 2017
Go Ricardo Go Madrid 2017
Llegada a Meta Ricardo Sancho triatlon Madrid 2017
Llegada a Meta Ricardo Sancho triatlon Madrid 2017

*La pancarta decía “Go Abuelo, Go”… luego me aclararon que la habían encontrado por el suelo, el tal Abuelo debía haberse retirado o los autores de la pancarta decidieron finalmente que esta produciría el efecto contrario al que pretendían y la abandonaron… ☺ A mi me hizo gracia, más aún teniendo en cuenta que soy el más joven de todos los amigos presentes.

4 pensamientos sobre “Triatlón de Madrid con la mejor compañía”

  1. Muy bien Ricardo, me alegra que tengas esos amigos, sacrificados, que te siguen, sacrificando un “finde” madrugando y desplazándose para verte a pie de pista, yo te sigo en la distancia, lo sabes.
    En cuanto las aguas, siempre da miedo entrar en aguas desconocidas, la vida es así!! Pero tú demuestras tu valentía día a día .
    Besos

  2. Papá, no puedo sentirme más apoyado por ti y por mamá en todo lo que hago… soy un afortunado, pero no solo por eso, también por tener en vosotros una brújula para saber lo que realmente es importante en la vida, lo vital de la constancia y lo valioso del trabajo. Habéis sido, sois y seréis un ejemplo que tengo la suerte de poder disfrutar de cerca.
    Besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *