Un tema de actitud…

Con este post no voy a descubrir nada nuevo, si sigues leyendo es porque te apetece hacerlo y, como ya te he avisado, no acepto recriminaciones de poca originalidad en los párrafos que siguen 😉 dónde lo único que hago es reflexionar en voz alta y dejar por escrito un propósito al que espero que muchos se unan.

La actitud como punto importante en los negocios y en la vida
La actitud como punto importante en los negocios y en la vida

Hace unos días tuve la oportunidad de pasar un fin de semana en mi ciudad natal, Lleida. La verdad es que siempre que puedo me escapo, me rodeo de gente sin caretas, de gente natural (¡cuidado! no quiero decir que en Madrid no me rodee de este tipo de gente, o por lo menos lo intente), entre los que se encuentran amigos y familia. Imagino que como a todo el mundo le pasará con su ciudad natal, siento una atracción bestial por ella y ella me lo devuelve recargándome las pilas. En una conversación con mis padres y mi hermana pequeña (yo soy más joven que ella pero ella siempre será la pequeña) estuvimos hablando sobre este tema, la actitud. Y eso me ha hecho reflexionar. No se si os ha pasado, seguro que si, pero hay gente que tiene una personalidad arrolladora que en tan solo unos segundos ha llamado vuestra atención y, cuidado, hoy en día no es nada fácil llamar la atención y menos sin connotaciones negativas. Yo hasta ahora pensaba que era un tema general de personalidad o de empatía pero no, estoy convencido que es un tema de actitud. Da igual la personalidad que tengas, el rasgo más importante de la personalidad es la ACTITUD, es decir, el cómo afrontas las cosas, y uso el término “cosas” para todo aquello que nos ocurre en la vida pero especialmente de aquello aparentemente intranscendente.

Hace un mes estaba entrevistando a gente para cubrir un puesto en Activolution. Entrevisté a mucha gente, de media 8 personas al día. Así durante varias semanas. Aún y siendo consciente de que los nervios pueden condicionar la actitud de las personas, en un sólo minuto lograba tener una foto más o menos nítida de la persona que tenia delante. Por supuesto no pretendía juzgar a nadie, ¡Dios me libre!, pero en mi cargo va el intentar conocer a esas personas para ver si pueden encajar de la mejor forma posible con el resto del equipo que tenemos en Activolution. Puede parecer divertido pero no lo es y además es muy transcendente porque, sin duda, el éxito o fracaso de una empresa está en su equipo y, para bien o para mal, a mi me toca decidir ¡por los dos!. Y digo por los dos porque la persona que viene, generalizando, quiere el trabajo por la necesidad de unos ingresos, por hacer algo útil, etc… y todo eso le merma su poder decisorio. A mi me toca decidir no sólo si la empresa funcionará bien con esa persona sino si esa persona estará a gusto en la empresa, si uno de los 2 puntos anteriores no funciona, la relación será corta y fracasaremos. No solo perderemos nosotros, sino también la persona porque durante ese tiempo dejará de ir a otros procesos de selección, en las que podría haber tenido un futuro profesional maravilloso, etc.. Además, cuando el proyecto profesional de una persona que entendía que encajaría, no lo hace, lo siento como un fracaso propio por no haber hecho bien mi trabajo, con la consecuente pérdida de tiempo para ambos y todas los daños anímicos que eso produce. De todas formas, sin ponernos trascendentales, el tema es que, desde mi punto de vista, una idea mediocre con un buen equipo va a tirar para adelante y, en cambio, una idea brillante con un mal equipo no logrará nada. Pues bien, cuando algún amigo/conocido me preguntaba que perfil buscábamos mi respuesta era siempre la misma: “Buscamos personas, no estamos buscando conocimiento porque de eso nos ocupamos nosotros”. Ahora mismo, aunque sigo buscando lo mismo cambiaría mi respuesta por “Buscamos ACTITUD, lo demás lo ponemos nosotros”.

Y es que creo que todo es un tema de actitud. Sonreir es gratis, mueve entre 22 y 36 músculas al unísono y además es contagioso. Me encanta la gente positiva, me encanta la gente que ve siempre el vaso medio lleno, me intento rodear de optimistas por naturaleza y yo intento serlo. No siempre se consigue pero hay que intentarlo y con este post busco que quede reflejado el propósito de una buena ACTITUD ante los negocios, los amigos, la familia y, en general… ¡la VIDA! Espero que muchos os apuntéis a esta filosofía que, sin ánimos grandilocuentes, creo que nos ayudaría a todos individualmente y, mejor aún, en conjunto.

4 pensamientos sobre “Un tema de actitud…”

  1. Me gusta, me encanta tu actitud y los propósitos de mantener un actitud positiva y optimista en el trabajo y en general en la vida
    Ánimo un abrazo.

  2. Bonitas reflexiones sobre la actitud ……me han encantado y procuraré ponerlas en práctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *