La banca en España y las más de 600.000 empresas caídas

Hace tiempo que quería escribir sobre una obviedad que está detrás del cierre de muchas de las 600.000 empresas que no han tenido otra opción que liquidarser en los últimos 3 años en nuestro país. Advierto que no voy a descubrir nada y muchos de vosotros pensaréis que lo que escribo a continuación, ni aporta nada nuevo, ni hace justicia al responsabilizar a la banca/gobierno del 100% de los cierres. Será muy lícito que alguno de vosotros se quede con eso, pero no quería dejar pasar esta época que todos deseamos que sea historia (porque digo yo que algún día esto será historia…) sin que quede reflejada en alguno de mis posts…

Ahí voy, sin extenderme demasiado en los detalles obvios que nos han llevado hasta aquí, voy a tratar de reflejar de forma muy liviana mis sentimientos sobre este asunto y lo voy a hacer mirando al pasado, que tanta importancia tiene y del que deberíamos aprender mucho más de lo que lo hacemos… Me remonto a la gloriosa época de Carlos V que, según sabemos por la Escuela de Salamanca, fue cuando empezó a engendrarse la banca actual con operaciones tan discutibles, y actuales, como la reserva fraccionaria en la que, por resumir, el rey, que no debemos olvidar por aquella época ostentaba un poder parecido al que puede ostentar hoy el presidente del gobierno (y su partido),  concedía a los banqueros la potestad para tener en depósito apenas un porcentaje de lo que se suponía tenían a buen recaudo de todos los metales preciosos que por esa época llegaban a Sevilla, que se había convertido en un punto estratégico europeo para la llegada de metales preciosos de las Américas, pués bien, el rey aceptaba esas prácticas a cambio, claro está, de que los banqueros otorgaran préstamos forzosos a la corona, a la vez los banqueros también lo usaban para financiar negocios propios mientras la corona miraba hacía otro lado… así fue hasta que la corona necesitó más dinero del que la banca le proporcionaba y como la memoria, aunque sea real, es selectiva, Carlos V olvidó todo lo que había permitido hasta la fecha y acusó a los banqueros de algo así como apropiación indebida, malversación de fondos… en fin, de todo aquello que la propia corona hacía y permitía… y como el Rey ostentaba por entonces el máximo poder judicial -actualmente el poder judicial depende del político pero por entonces “las apariencias” no tenían tanta importancia como las tienen ahora- y directamente la palabra del rey no sólo iba a misa, sino que iba a sentencia en firme…  y así lo hizo, se apropió de todo lo que salvaguardaba la banca (así solucionaba su problema) y los acusó/sentenció de todo lo que se le ocurrió, llegando, incluso, a ejecutar públicamente a alguno de los banqueros más conocidos.

Demos un salto de 500 años y volvamos a la situación vivida en los últimos tiempos, ¿Cómo puede ser que la banca, no olvidemos que está compuesta por empresas privadas, sea rescatada y el resto de empresas no?
La respuesta es muy simple si se “deja caer” algún banco se producen irrefutablemente 2 hechos: la movilización de aquellos ciudadanos que pierden sus ahorros depositados en ese banco, el enfado social se traduce en pérdida de votos y éstos a la vez en pérdida de poder político. Y la segunda consecuencia sería la confirmación de la ineptitud del banco de España cuyo principal cometido era la auditoria de las cuentas de los bancos.

El problema de raíz ha sido que la banca se ha ido apartando de su “core” y ha pasado de ser un refugio seguro para los ahorros de la población con los que, y siempre bajo unos porcentajes razonables, debería ayudar al tejido empresarial a montar y a hacer crecer sus empresas generándose más puestos de trabajo, los trabajadores ganarían más dinero y volverían a usar la banca para poner a buen recaudo sus ahorros cerrándose el circulo banca-ahorros-empresa. Pués bien, la banca decidió alterar ese circulo natural con productos financieros complejos muy alejados de la economía real -refiriéndome a la economía real a la que genera algún bien, servicio…- y lo hizo por un único motivo: el beneficio económico sin apenas riesgos, por lo menos para ellos…. era una apuesta segura, si las cosas iban bien ellos ganaban más, repito, bajo la auditoría del banco de España y no voy a entrar en elucubraciones sobre los intereses que motivaban al Banco de España a aprobar cuentas que, siendo benévolos, debían ser por lo menos dudosas… pero vuelvo a mi argumentación, si las cosas iban bien “todos” ganaban y si iban mal (si alguna vez se lo plantearon) sabían que el estado no los dejaría caer. Pero la decisión de no dejar caer a los bancos no es real, es decir, no han dejado caer a los bancos como empresas pero si como herramientas funcionales dentro del engranaje de toda economía, los bancos ya no realizan su labor recaudatoria para prestar a las empresas, hacer negocio con esos préstamos y recibir más ahorros por el empleo generado por esas empresas. Ahora los bancos se ocupan apenas de salvaguardar, como hizo en su momento Carlos V, sus intereses a costa de lo que haga falta. Y si lo que hace falta es “parar la economía real” para salvar sus cuentas aún y recibiendo ayudas reales de la población real, porque no nos olvidemos que las ayudas del estado provienen de los diferentes impuestos que todos pagamos, es decir, la empresa pública que es el estado “rescata” a empresas privadas que son los bancos para que éstos NO cumplan con su labor de ayudar a la economía real, increíble pero cierto. Esto es lo que está pasando en este país y así estamos escribiendo la historia del siglo XXI.

Pero no contentos con la paradójica situación que nos toca vivir, el estrambotismo llega a la cúspide -sorprendiendo incluso a su propio precursor Joan Fuster si no nos hubiera dejado el pasado año- con el hecho probado de que las empresas con más deuda aún y teniendo peores resultados, tienen el beneplácito del dpto. de riesgos de la banca española para ver renovados y ampliados sus préstamos mientras otras empresas sin ningún apalancamiento que solicitan una línea de crédito ven rechazada su solicitud aún y teniendo ebitdas positivos.

¿Por qué se da esta situación? Muy simple, el banco Central Europeo (afortunadamente el de España parece ya no pintar nada) , pide provisionar a los bancos las cantidades que entran en mora y la banca española no tiene dinero para provisionar toda la mora acumulada, por lo tanto, no puede permitir que caiga  más mora, por lo menos a corto… volvemos a la visión cortoplacista tan en boga en nuestra cultura. Es decir, la banca presta dinero a empresas con ctas. de rtdos. negativas por el simple hecho de tener más deuda!!! Como podéis comprender estas decisiones les pueden “beneficiar” a corto pero a medio/largo el problema será mayor. Y, lo que es peor, prefiere a las empresas endeudadas a aquellas con rtdos. parecidos pero sin ninguna deuda o, todavía más estrambótico, a aquellas que no tienen deuda y además generan rtdos. positivos pero que necesitan puntualmente algún tipo de financiación. Es decir, vemos que pese a todo lo vivido, la situación se está agravando porque los bancos solo piensan en salvarse como empresas, no como elemento funcional de la economía, simplemente como empresas, eso si, a costa de las ayudas/préstamos públicos que muchos de ellos no podrán pagar nunca salvo que hayan importantes quitas, o lo que es lo mismo, salvo que les regalemos el dinero, y utilizo la primera persona del plural porque el dinero viene de los ciudadanos que a la vez van viendo como se quedan sin empleo porque el cierre de empresas no cesa y, lo que es peor, el tejido empresarial en lugar de tender al filtrado natural dejando las más fuertes/ rentables, se está formando por aquellas que funcionan y no precisan nada de financiación (ojalá fueran todas) y las que, independientemente de sus rtdos. más deuda tienen y, por lo tanto, representan un peligro directo para la banca que no puede dejar caer… en resumen, la situación no solo mejorará sino que empeorará porque el que la banca no ejerza su papel -y no digo ayudar, digo ejercer el papel con su correspondiente rentabilidad- está generando una situación que lejos de lo que tratan de vendernos no pasará en unos meses como si se tratara de una varicela, sino que perdurará en el tiempo y sus efectos están siendo, y serán, devastadores para el presente y futuro de nuestro país.

Analizando todo lo comentado quizá lo más lógico sería tener bancos del estado, no? Y que estos bancos fueran los únicos que garantizaran los ahorros… no estoy diciendo que toda la banca tenga que ser nacionalizada pero si parte de la banca fuera pública dejaría de tener presión de los mercados /accionistas por “ganar” más dinero y se limitaría a hacer la labor tradicional de la banca y, es más, si ganara dinero ganaríamos todos (el estado sería más rico y por lo tanto debería recaudar menos)…  así seríamos partícipes de los buenos momentos y no sólo de los malos como lo estamos siendo ahora…

Otra opción podría ser destinar parte de las ayudas que está recibiendo la banca a otros sectores REALES de la economía y no me vale con las ayudas a través de subvenciones que tardan años en llegar (lo digo con conocimiento de causa), me refiero a ayudas directas exactamente iguales a las que recibe la banca… y no tendrían que ser ayudas directas discriminadas, podrían otorgarse, por ejemplo a aquellas empresas que no están apalancadas, o que tiene rtdos. positivos, por ejemplo…

Como comentaba al inicio del post, quizá consultando la historia del siglo XVI podríamos haber evitado esta situación que nos toca vivir, o que mejor dicho, que hemos provocado entre todos, aunque está claro que hay quien tiene más culpa que otros, una situación que con diferentes nombres ya se vivió y, aunque hayan pasado más de 500 años, siguen ocurriendo acontecimientos parecidos, cambian los protagonistas, cambian las formas y las herramientas, nuevas herramientas controladas por el poder político, como los medios “sociales”, poder político que a la vez ostenta la potestad para designar el “poder judicial”… y entre ambos justificar decisiones/sentencias tomadas previas a la prospección, estudio, análisis y sentencia invirtiendo el orden lógico de toda toma de decisión. Y, por supuesto, el control del poder “económico” viene solo ya que suele ser consecuencia directa de los otros  3 poderes…

Ahora que les pregunten a los empresarios que por hacer bien las cosas hasta ahora, por apenas apalancarse, han visto como los bancos les negaban pequeños préstamos que hubieran permitido su supervivencia y, no nos olvidemos, las de muchas familias! , lo dicho, que les pregunten a ellos si no se sienten como se podían sentir los banqueros que fueron encarcelados y ejecutados, peor aún que ellos ya que aquellos banqueros entraron en el juego con el poder político y mientras fueron bien las cosas ellos tenían su recompensa, pero en España, corregidme si me equivoco ninguno de esos empresarios se ha llevado nada de lo que los bancos han ido generando en su propio juego, y no, no me vale que la respuesta sea que gracias a todo eso los empresarios han tenido empresas con más beneficios económicos de los que les correspondería “gracias” a la nube que estábamos viviendo, y no me vale porque el empresario arriesgaba y apostaba todos sus bienes para empezar con un negocio dentro de una situación “ficticia” creada por otros  y ahora, los que la crearon son los que salen indemnes de toda responsabilidad, el verdugo sigue siendo el mismo que en la época de Carlos V sólo que ahora los ejecutados han sido empresarios y familias que en su día no cometieron ningún delito más que el intentar crear su propia empresa.

2 pensamientos sobre “La banca en España y las más de 600.000 empresas caídas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *